Patricia Fernández Yoga

La barca de Caronte

Muy posiblemente Yoga Nidra se ha convertido en una de las metodologías con más poder de transformación que haya conocido, un campo inagotable de autoconocimiento por el que seguramente transitaré el resto de mi vida. 

Es una poderosa técnica de la tradición del Yoga Tantra que ha sido adaptada y sistematizada a nuestros tiempos por distintos maestr@s, corrientes y estilos.

Una técnica altamente eficaz que proporciona un descanso profundo y consciente. Mediante el cual se experimenta una relajación física, mental y emocional, en el estado de Yoga Nidra (un estado de plena lucidez). 

Sin duda alguna, una de las facetas que más me cautiva de esta antigua técnica es el recorrido que realiza por algunos estados de conciencia y las ondas que se asocian a cada uno de ellos, un viaje fascinante por las profundidades de nuestra mente.

Mundos y submundos que albergan un misterio alojado en las profundidades de nuestra mente como los tesoros de un naufragio ocultos en el océano. 

La conciencia que mora receptiva en la barca de Caronte entre el estado fronterizo entre la vigilia y el sueño, operando en ambos ríos, pero sin asociarse a ninguno, mediando entre unas aguas y las otras. 

En cada sesión de Yoga Nidra tú eres el barquero, dirigiendo tu propia experiencia en un espacio de lucidez, recorriendo distintas sendas para llegar a ese lugar donde la mente permanece fértil y receptiva, un lugar en el que desvelar tus propósitos, manifestar tus sueños y tu libertad.